La Isla de Lanzarote

playa de lanzarote

Un lugar diferente y donde poder descansar y vivir.

Se dice que Lanzarote es la isla de aspecto más volcánico de las Canarias.

Su paisaje «lunar», cubierto de cráteres, cañones y valles de lava solidificada, es uno de sus principales atractivos, pero no el único.

Lanzarote es una de las más antiguas de Canarias, resultado de una actividad volcánica que comenzó hace 22 millones de años. El paso de los milenios ha moldeado sus paisajes y su estructura, dotándola de un paisaje realmente espectacular, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

una isla volcánica

El constante clima cálido y primaveral permite disfrutar de la belleza y los contrastes de su costa en cualquier época del año. Hay playas de arena negra o dorada, en los pueblos o en espacios naturales protegidos… También hay lugares de gran valor ecológico por descubrir, como el Parque Nacional de Timanfaya, donde podrá ver una gran variedad de formaciones volcánicas, y la Reserva Natural del Archipiélago Chinijo, refugio de muchas especies de aves marinas.

Zona de lanzarote
faro de lanzarote

El parque nacional de Timanfaya

Conoce un lugar especial

Si quiere saber más sobre la especial relación que existe entre la población local y su singular entorno volcánico, visite los Centros de Arte, Cultura y Turismo de la isla. Se crearon para proteger el patrimonio de la isla. Cada uno de ellos es diferente, y en conjunto ofrecen un panorama esencial y global de la cultura local.

Si le gusta el deporte, aquí encontrará un sinfín de posibilidades. Podrá jugar al golf entre lava y cactus, bucear en los bellos fondos marinos de la isla, practicar la pesca de altura y también el surf, cuyas olas están consideradas de las mejores de Europa.

Se puede llegar a Lanzarote por aire y por mar, a través de la capital, Arrecife. La mejor manera de desplazarse por el interior es alquilar un coche: la distancia más larga entre dos puntos cualquiera es de sólo 71 kilómetros.

El parque de Timanfaya,

Parque Nacional de Timanfaya, un viaje a la Luna.

Los impresionantes campos de lava solidificada que conforman esta isla convierten a Timanfaya en la tierra de los volcanes.

Las diferentes erupciones volcánicas y la actividad del magma a lo largo de su historia, hacen de esta tierra lo que es hoy. Desde el mirador natural de Montaña Rajada se puede admirar un inmenso mar de lava que llega hasta la costa.

Especialmente impresionantes son: las ondulaciones, las formas estridentes creadas por la lava… Desde entonces sus habitantes han aprendido a convivir con este insólito y bonito paisaje, e incluso han cultivado en secano melones, cebollas, tomates y también viñas en La Geria.

Se permite el acceso a pie, siempre que se permanezca en la zona costera del Parque Nacional y se utilice el sendero que recorre la orilla. Para acceder al resto del parque, hay que concertar la visita a través de uno de los Centros de Visitantes

Una isla que vive del mar

Cuando viajes a Lanzarote no olvides visitar sus pequeños poblados que bordean el mar.

lago de lanzarote
lago de lanzarote